E-mail:
Clave:
¿Ha olvidado sus datos?
faq
Generales El Asma
  • ¿Qué es el asma?
  • El asma es una enfermedad bronquial crónica.

    Durante la respiración normal, el aire que respiramos por la nariz y por la boca baja por la tráquea hasta los pulmones. Al expulsar el aire, el camino es el inverso.

    Las vías aéreas (bronquios) de los asmáticos se inflaman, es decir, la capa que las tapiza se hincha. Se produce un moco espeso que ocupa las vías aéreas. Los músculos que rodean las vías aéreas se contraen y las estrechan aún más. Como consecuencia de todo ello, los bronquios se estrechan y se hace difícil respirar. Este estrechamiento u obstrucción puede mejorar de forma espontánea o gracias al tratamiento.

    Las vías aéreas de las personas con asma son muy sensibles y reaccionan frente a muchos estímulos como por ejemplo, el humo del tabaco, el polvo, el polen o el aire frío. Ante cualquiera de estas circunstancias, el paciente puede desarrollar tos, ahogo, silbidos en el pecho y dificultad respiratoria.

  • ¿Cuáles son los síntomas del asma?
  • Respiración dificil (ahogo), silbidos en el pecho, opresión torácica y tos.

    En algunos casos el único síntoma es la tos que aparece después del ejercicio físico, o de forma espontánea por la noche.

  • ¿Cuál es la causa del asma?
  • En la mayoría de los casos (80%) el asma es de causa alérgica. Las personas predispuestas (atópicas) se "sensibilizan" a sustancias de su entorno, que denominamos alergenos (ácaros, granos de polen, escamas de animales, hongos, harinas, productos industriales, etc.).

    Al respirar de forma mantenida estas sustancias se produce una inflamación de las vías respiratorias. Las consecuencias de esta inflamación mantenida de las vías respiratorias, son los síntomas que hemos expuesto anteriormente.

    En algunos asmáticos es imposible detectar una causa alérgica evidente. Para estos casos reservamos el nombre de asma intrínseca.

  • ¿Qué factores desencadenan un episodio de asma?
  • Debido a la extrema sensibilidad de sus vías aéreas inflamadas, las personas con asma reaccionan no solamente a las sustancias a las que son alérgicas sino a otros factores desencadenantes.

    Estos factores desencadenantes (o sea, capaces de desencadenar episodios de asma son:

      • los propios factores causantes de la enfermedad (alergenos): ácaros del polvo de casa y de almacenes, cucarachas, polen de plantas (gramíneas, árboles, malas hierbas), hongos del interior de las casas y del exterior (esporas aéreas), escamas de la piel, pelos o plumas de animales de compañía (gatos, perros, caballos, pájaros, roedores, etc.), alergenos del lugar del trabajo (harinas, látex, sales metálicas, isocianatos, otros productos industriales).
      • Otros factores que no son causa de asma pero capaces de desencadenar los síntomas:
        • humo de tabaco, productos de perfumería, sprays, cosméticos, productos de limpieza, olores fuertes de pintura, etc.
        • Contaminantes de la atmósfera: polución, gases de la combustión de los automóviles.
        • Infecciones respiratorias, catarros.
        • Ejercicio físico, llantos y risas intensos.
        • Cambios climáticos y de temperatura, aire frío.
        • Y algunos medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno.
  • ¿Cómo se trata el asma?
  • En los casos en que el asma se deba a un alergeno que pueda eliminarse del medio ambiente (por ejemplo, el asma causado por una alergia a un animal de compañía o a una sustancia química del trabajo), dicha eliminación puede seguirse de la curación definitiva de la enfermedad.

    En otros casos el asma es una enfermedad crónica. Existen sin embargo tratamientos muy eficaces para controlar los síntomas y que permiten al enfermo desarrollar una vida activa y de calidad. En muchas ocasiones puede llegarse a la curación o casi curación.

    Las bases del tratamiento del asma son las siguientes:

      • Control del ambiente, desalergenización (o evitación de los alergenos responsables) y evitación de factores desencadenantes.
      • Medicamentos. Se dispone de un arsenal de medicamentos muy eficaces para el control de la enfermedad, aunque ninguno de ellos va a produce la curación definitiva. Unos medicamentos sirven para relajar la musculatura de los bronquios (broncodilatadores); otros, para reducir la inflamación y producción de moco (antiinflamatorios). Los medicamentos no son peligrosos si se utilizan de forma adecuada, según los consejos del especialista.
      • Inmunoterapia o hiposensibilización (Vacunas antialérgicas): Para pacientes con asma debida a alergia a ácaros, pólenes, hongos y epitelios de animales. Las vacunas son más eficaces cuando existe alergia a uno solo o pocos alergenos y cuando la enfermedad no se haya complicado. No están exentas de riesgo, por lo que deben ser administradas por personas expertas y en un medio sanitario.
  • ¿Cómo pueden prevenírse los episodios de asma?
  • Para prevenir los episodios de asma debe mantenerse en estrecho contacto con su especialista para
      • Conocer los factores desencadenantes de su asma, evitarlos o reducir el contacto con ellos y tratar el origen de la enfermedad.
      • Desarrollar un plan de tratamiento con medicamentos que le permitan mantenerse sin síntomas.
  • ¿Cómo se controlan los episodios de asma?
  • Para controlar un episodio de asma debe tener establecido de antemano un plan con su especialista que debe incluir:
      • Un tratamiento precoz de los síntomas
      • Un reconocimiento de cualquier cambio en los síntomas
      • Saber cuando se precisa la ayuda médica y solicitarla en el momento adecuado.
  • ¿Qué medicamentos se utilizan en el tratamiento del asma?
      • Los broncodilatadores: son medicamentos que relajan los músculos que se encuentran contraídos alrededor de las vías aéreas. Ayudan a mejorar los síntomas. Pertenecen a esta categoría los beta-2-agonistas de acción corta (tipo salbutamol o terbutalina) y de acción larga (tipo salmeterol o formoterol), y la teofilina.
      • Los antiinflamatorios: son medicamentos que sirven para reducir la inflamación ("hinchazón") de las vías aéreas y son útiles para evitar que se desencadene un episodio asmático. Entre ellos se encuentran los corticoides, las cromonas y los antagonistas de los receptores de los leucotrienos.
      • Los inmunomoduladores: En un número muy pequeño de casos de asma grave será necesario utilizar inmunosupresores (como el metotrexate) o anticuerpos que impidan el desarrollo de la respuesta alérgica (anti-IgE).
  • ¿Qué puede esperar del tratamiento?
  • Con un tratamiento adecuado, la mayoría de los pacientes deben ser capaces de:
      • Mantenerse activos sin síntomas, incluyendo la realización de ejercicio y la práctica de los deportes.
      • Dormir durante la noche sin síntomas
      • Prevenir las crisis de asma
      • Mantener la mejor función respiratoria posible
      • Tener una buena calidad de vida
      • Solucionar su proceso asmático.
 
   
© 2005 Alergonorte . Aviso Legal